Retinopatía del prematuro - ROP

Esta enfermedad se produce en un pequeño porcentaje en bebés prematuros  y es el crecimiento de vasos sanguíneos anormales en la retina, en algunos casos, estos  pueden reducirse en tamaño y desaparecen sin tratamiento. En otros casos, los vasos pueden continuar desarrollándose y causar graves problemas en  los ojos como: Miopía, desprendimiento de la retina, Ambliopía (ojo perezoso), Estrabismo (ojos desviados), Glaucoma y ceguera.

Los bebés prematuros nacen antes de que los vasos sanguíneos hayan tenido la oportunidad de desarrollarse completamente y estos niños están expuestos a medicamentos, altos niveles de oxígeno y luz  y cambios de temperatura lo que puede causar una retinopatía de la prematuridad.

También son factores del desarrollo de esta condición son: Bajo peso al nacer, uso de oxígeno suplementario después del nacimiento, deficiencia de vitamina E, rasgos caucásicos, anemia y complicaciones respiratorias. 
La retinopatía de la prematuridad se evalúa durante un examen de los ojos del bebé en la unidad de cuidados intensivos neonatales.

El oftalmólogo puede elegir una o más de las siguientes opciones para tratar la ROP:
Tratamiento con láser, tratamiento de congelación (crioterapia) o las inyecciones de medicamento en el ojo.

Artículos relacionados